Una landing page (o página de aterrizaje) es aquella página web diseñada específicamente para lograr una conversión de usuario (Obtener su correo electrónico, que descargue nuestra aplicación o que se registre en nuestro servicio web)

Diseñar una Landing page puede parecer sencillo si lo consideramos desde un punto de vista técnico. Pero en este tipo de productos digitales es donde debemos poner más a prueba nuestras dotes marketinianas. Para aquellos que no conozcáis este término, una landing page (o página de aterrizaje) es aquella página web diseñada específicamente para lograr una conversión. Nuestro objetivo de conversión puede consistir en obtener el correo electrónico de un usuario, hacer que descargue una aplicación o conseguir que se registre en nuestro servicio. A continuación detallaré tres fases que deben ser consideradas para que el diseño de nuestra Landing Page sea efectivo:

1. Estudio de la Startup

Definiremos las metas y valores de la empresa (10 palabras para definirla). Sus planes futuros, la oferta de productos y/o servicios, cómo se pretende que la empresa sea percibida y los perfiles de usuario que utilizan el servicio para que las decisiones del diseño vayan acordes con la estructura de la Web. En el artículo anterior definía una guía clara para conocer al cliente en profundidad.

Es un proceso infravalorado, pero es el más importante puesto que de esta fase depende que se produzcan iteraciones futuras dentro del diseño. Debemos establecer las prioridades ya sea la descarga de la aplicación, la suscripción a un correo electrónico, registro dentro de la Web… No podemos tener 5 objetivos primordiales. El objetivo debe ser claro y de él depende que nuestro diseño vaya enfocado a una meta fijada con claridad.

2. Fase de Sketching

Es la manera de presentar el producto. Es preferible ensayar y fallar tantas veces como haga falta en esta fase puesto que los cambios producidos en fases posteriores requieren de ajustes que llevan mucho más tiempo y quebraderos de cabeza. Las tres sub-fases que podemos destacar aquí son las de: Inspiración (observando a la competencia, otros productos/servicios del sector y fuera del mismo), Estructura y Wireframing.

El ensayo y error dentro de esta fase evitará que tengamos que realizar iteraciones en fases posteriores donde los cambios son más engorrosos, costosos y lentos.

3. Diseño visual

Es la parte visible del proyecto, por así decirlo, la punta del iceberg. Esta fase es mucho más fácil si se han tomado decisiones previas de estructura y contenido. Como digo, en esta fase uno se puede centrar más en el Look & Feel, en lo que queremos transmitir y cómo queremos hacerlo. De este modo, habiendo sido metódicos, decisiones estructurales no deberían ser tomadas de nuevo en esta fase de diseño. En la fase de diseño visual debemos poner atención a varios aspectos:

A. La cabecera

Es la primera oportunidad que tienes para captar la atención del usuario. Sintetizar todo en este apartado para aquel que pueda estar interesado continúe. Aquí debe aparecer el primer Call To Action (CTA) que trate de enganchar de primeras al usuario potencial. En la cabecera debemos debemos lanzar un mensaje rotundo pero conciso.

B. Beneficios del producto

En esta parte debemos explicar brevemente cómo funciona el producto y qué beneficios aporta al usuario. Es importante destacar más cuáles son los beneficios que las características puesto que la bondad de un producto es lo que atrae al usuario final. Es común recurrir a recursos más simbólicos para mostrar de un solo vistazo todo lo que puedes hacer o guiar al usuario a través de un Patrón Z. Éste último es un formato muy utilizado en el cual mostramos el contenido en forma de Z alternando imagen y texto en cada punto para explicar los beneficios del producto. Por otro lado también podemos definir de 3 a 6 puntos breves y claros que definan la propuesta de valor del producto.

C. Ruptura visual

Debemos hacer que el lector no se sature de información. Añadiremos un “descanso visual” en el que podríamos incluir una imagen con mucho aire y poco texto. De este modo, si estábamos siendo algo pesados con las características del producto y ha decidido hacer scroll, quizás en este apartado se detenga para ver qué le contamos de una forma más visual.

D. Testimonios

Es la prueba social de que nuestro producto funciona y hace feliz a mucha gente :). Genera la confianza suficiente para hacer ver al usuario final que personas como él también lo están usando. Debemos echar mano a nuestros perfiles de usuario para ejemplificar de qué manera otros ya lo utilizan y están contentos por ello.

E. Call To Action Final

Es la oportunidad final para que descarguen el producto, se registren o se animen a comprarlo. Este CTA debe contrastar para que llame la atención del usuario.